EA y la sostenibilidad

Cine y utopía son dos conceptos que están ligados desde sus inicios. El segundo es inmanente al primero, no obstante, siguiendo los preceptos deleuzeianos, la utopía la conforman aquellos ideales que permiten transformar la realidad política y social. Una realidad que, por otro lado, se halla en continua lucha con la contemporaneidad y que no deja de mirar al futuro con descrédito. En cierta manera, el cine, a través de los grandes autores, se ha erigido en ese faro que nos permite viajar a dicho futuro pero que, a la vez, desentraña todos los mecanismos y disfunciones del presente. Una disección fundamental para entender los tiempos, tanto pretéritos como coetáneos, y concienciar al espectador, invitarle a reflexionar. Porque, así es, la transformación se halla en la educación y el descubrimiento. La utopía, siguiendo con Platón, es un ente inalcanzable pero sí, por el contrario, vislumbrable, por momentos tangible, con un poder de atracción inigualable, como el propio corpus fílmico. Acercarnos a ella no solo es consecuencia de la naturaleza humana, sino también un deber para cada nueva generación. Solo así es posible el cambio en este mundo de tiempo efímero y formas finitas.

  Teniendo esto en cuenta, superada la adolescencia del siglo XXI vivimos en un momento de constatación de la irreversibilidad de los actos humanos en materia ecológica. Como acciones paliativas nació la Agenda 2030, un conjunto de diecisiete objetivos acordados por 193 países integrantes de Naciones Unidas. Unas medidas que se revelan como la utopía de nuestro siglo; cuanto más cerca estemos de ella la posibilidad de un mejor mañana será más viable. Y, en este sentido, la concienciación y la responsabilidad del cine desde la imagen pero también como industria deben ser esenciales. Así, Extremadura Audiovisual, el área de cine y audiovisual de la Fundación Extremeña de la Cultura, a través de la Caravana de Cine y «CITIZEN2030. Encuentros Internacionales de Cine y Cooperación para el Desarrollo Sostenible», muestra y solidifica su compromiso con la sostenibilidad, eje de la transversalidad que caracterizará a esta nueva etapa de la entidad.

Para ello, y atendiendo siempre a la reflexión sobre qué ofrece la cultura alineada con la Agenda 2030 a Extremadura dentro del plan estratégico autonómico; a las oportunidades que propone la región al sector cultural, en concreto, al audiovisual, un arte en plena hegemonía social; y, cómo no, al poder de concienciación colectiva de dicho arte,  se promoverán acciones ligadas a la preservación de localizaciones de rodaje e instalaciones auxiliares; y al cuidado del territorio y de los habitantes que lo conforman. Entendiendo el «Green Shooting», modelo de rodaje sostenible, y el «Green Screen», proyecto interregional para reducir la huella de carbono en la industria audiovisual, como modos de vida. No podría ser de otra forma, en el set se produce la génesis fílmica; ahora también se salvaguarda nuestro patrimonio tanto natural como urbano. La capacidad transformadora del cine debe emerger no solo desde las imágenes y las narrativas, sino también desde sus procesos primigenios; creativos y productivos. Una vez más, es nuestro deber luchar por un mundo mejor; por situarnos, si es posible, en los aledaños de ese deseo aparentemente inalcanzable llamado utopía.

Compromiso EA

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.

Producciones Sostenibles

LOCALIZA RESPONSABLEMENTE

A la hora de seleccionar las localizaciones de la producción debemos tener en cuenta, al menos, los siguientes criterios de sostenibilidad:

Selecciona el menor número posible de localizaciones e intenta que tengan cercanía.

Infórmate sobre las características y normativas ambientales de las localizaciones.

Considera los efectos ambientales que pudiera implicar la producción en las áreas seleccionadas.

COMUNICA EN VERDE

La comunicación es una herramienta esencial en la implementación de medidas de sostenibilidad en las producciones audiovisuales, por ello:

Informa y define con todos los departamentos las objetivos y medidas que van a ser implementadas en materia de sostenibilidad.

Define medidas comunicativas que hagan visible este nuevo modelo de producción: carteles informativos, memorándums ambientales, anuncios en call sheets y listas de verificación de acciones sostenibles.

Da publicidad a la experiencia y a los resultados ambientales obtenidos.

PROTEGE LAS LOCALIZACIONES

Según el tipo de producción, la afección al entorno puede ser mayor o menor. Para minimizar los posibles impactos lleva a cabo estas medidas:

Delimita y señaliza las zonas de ocupación e identifica y protege las plantas, árboles, yacimientos o cualquier otro recurso patrimonial o natural cercano.

Minimiza los ruidos y evita la contaminación lumínica, especialmente si se trata de una localización exterior.

Previene las posibles molestias a la ciudadanía estableciendo para ello canales de comunicación con ayuntamientos, asociaciones de vecinos, etc.

Fomenta el empleo local y la inclusión de colectivos desfavorecidos.

MOVIMIENTO SOSTENIBLE

La planificación de la movilidad en una producción debe ser eficiente pero, para que además sea más sostenible:

Ubica el alojamiento cerca de la localización.

Evita el uso individual de vehículos y planifica el uso del coche compartido.

Optimiza los desplazamientos de transporte con la carga completa de los vehículos.

Promueve el uso de vehículos menos contaminantes y/o eléctricos.

CATERING EN VERDE

Son muchas las medidas posibles para llevar a cabo un catering más sostenible, seleccionamos las siguientes:

Si es posible, contrata un servicio de restauración local cercano a las inmediaciones de la localización.

Si la localización se sitúa en el medio natural, promueve la contratación de un servicio de catering que fomente la compra de productos locales y de temporada, reduzca el consumo de carne y emplee vajilla y cubertería biodegradable o reutilizable, evitando el uso de recursos de usar y tirar.

Promueve el consumo de café procedente de comercio justo.

REDUCE EL CONSUMO DE MATERIALES

Evita, siempre que sea posible, la compra de materiales o elementos de rodaje, fomentando el alquiler de los mismos.

Si es necesario adquirir materiales, comunica a los proveedores los objetivos de sostenibilidad y selecciona productos con certificados de responsabilidad.

Reduce el uso del papel y las impresiones. Si es imprescindible su uso, promueve el papel certificado ecológico o reciclado y tintas de impresión vegetal.

REDUCE ,REUNTILIZA, RECICLA

Implementar medidas destinadas a la reducción, reutilización, separación y reciclaje de residuos es cada vez una tarea más fácil:

Evita la adquisición de productos de usar y tirar.

Fomenta la reutilización de materiales y el compost de los residuos orgánicos.

Planifica el volumen, tipo y número de contenedores así como su distribución en la localización para fomentar la separación.

Diseña un sistema de gestión de los residuos estableciendo convenios con la administraciones locales para su recogida o contratando empresas gestoras.

ENERGIA EFICIENTE

Reducir el consumo energético es posible a través de la implementación de medidas de eficiencia energética:

Educa y comunica en hábitos de eficiencia energética: apagar las luces cuando su uso no sea necesario, evitar el modo stand by de los aparatos eléctricos, desenchufar cargadores tras su utilización, etc.

Emplea grupos electrógenos eficientes y electrodomésticos de clase A .

Utiliza bombillas de bajo consumo energético.

BUENAS PRÁCTICAS

El agua es un bien escaso y costoso. Reducir su consumo haciendo un uso eficiente del mismo es posible:

Evita las botellas de agua envasadas de uso individual y proporciona botellas reutilizables y puntos de rellenado.

Evita la carga de contaminantes del vertido en las aguas fomentando el uso de productos de limpieza ecológicos o biodegradables.

Reduce el consumo de agua con medidas de reducción de caudal en cisternas y lavabos.

SEGUIMIENTO AMBIENTAL

Evaluar las medidas que se han implementado en una producción basada en un modelo sostenible es fundamental para su validación, tanto de la sociedad en general como de la industria cinematográfica en particular. Para ello:

Define funciones en materia de sostenibilidad en el equipo de trabajo o contrata a un Green Runner o un Eco Advisor para llevar a cabo el seguimiento ambiental de la producción.

Diseña un plan de seguimiento ambiental que incluya listas de chequeo, un sistema de indicadores de evaluación o el cálculo de la huella de carbono. Si se trata de un espacio natural protegido, coordina estas acciones con su órgano gestor.

Compensa las emisiones producidas directamente o a través de asociaciones, fundaciones o empresas locales.